10 extrañas fobias que no sabías que existían. ¡WTF con la #4!

Publicidad

Cuando se trata de miedos todos sufrimos de una o dos fobias menores, y por lo general no suelen volverse un gran impedimento en nuestro día a día, pero hay personas que sufren de temores extremos las cuales dificultan su vida diaria de maneras inimaginables para nosotros.

 

Estamos conscientes de ciertos temores y fobias, y seguro padecemos o conocemos a alguien que tenga alguna fobia común, como la aracnofobia o la claustrofobia. Pero las siguientes son fobias tan raras que seguramente si llegas a conocer a alguna persona que sufre una de estas fobias podrías pensar que esta bromeando y trata de tomarte el pelo.


Fuente: videismo.net
Publicidad

1.

0
0 Votes

AGIROFOBIA
La fobia de cruzar las calles, avenidas y otros cruces viales, aunque también puede ser el miedo a los cruces viales, no necesariamente a la acción de cruzarlos. Esta fobia obviamente hace difícil la vida en la ciudad. No todas las personas que padecen esta fobia tienen los mismos temores, los hay quienes pueden tener miedo a las calles rectas, a cruzas la calle sin tener cuidado, o incluso el miedo específico a una sola intersección.

2.

0
0 Votes

MAGEIROCOFOBIA
Este es el miedo a cocinar, lo cual es un impedimento para aquellas personas que tienen este padecimiento que aspiran poder vivir solos. Quienes padecen esta fobia se pueden sentir intimidados por aquellas personas que tienen habilidad para cocinar.

Publicidad

3.

0
0 Votes

PEDIOFOBIA
El miedo irracional a las muñecas. Y no solo a aquellas muñecas con diseños terroríficos; a todas las muñecas. Más estrictamente es el "miedo a la representación de seres pensantes", lo cual extiende este miedo a incluir a los robots o los maniquies, lo cual puede volver dificil salir a comprar ropa nueva.

4.

0
0 Votes

DEIPNOFOBIA
Hay que admitirlo, algunas conversaciones de sobremesa puede volverse incómodas, pero las personas que padecen esta fobia tienen miedo a realizar una conversación de sobremesa. Los deipnofóbicos suelen inventarse diferentes excusas para no acudir a eventos sociales en los que hay que sentarse alrededor de una mesa. De no tener más remedio que ir suelen sentarse en una de las esquinas donde estan rodeados por menos personas o junto a comensales que saben que no les van a dar/pedir conversación.